Una nueva lengua: topónimos

Para muchos, el aspecto más importante de una ideolengua es, sin lugar a dudas, poner nombre a los lugares y personajes de su mundo. De hecho, es bastante común que se ahorren todos los pasos que aquí he ido describiendo con paciencia infinita —histo­ria, fonología, gramática, etc.— y se pongan directamente a inventar nombres. No … Sigue leyendo Una nueva lengua: topónimos

Anuncios

Una nueva lengua: préstamos

Los dos idiomas que más préstamos dieron a la lengua erenna (por fin mi lengua tiene nombre) fueron la lengua S y el latín (aquí podéis ver un resumen de la historia de la isla de Laruōn, que igualmente pude al fin bautizarla). La primera ejerció una notable influencia en los últimos siglos antes de … Sigue leyendo Una nueva lengua: préstamos